jueves, 3 de octubre de 2013

Espesos

Luz, dame fuerza,
escapa de este sendero sin piedras,
de reflejos de nada y sonidos de odio.

Sé fuerte, me dijo la marea,
olvida, crea, miente, insiste
en ese alba de sensaciones
en ese agua que no se diluye.

Cambia tu entorno,
ama esa pasión pasajera,
esa naturaleza sosa y oscura
que anida en ese cuarto.

Ven a ese lugar que nos sirvió,
donde vimos que la luz es eterna en ese momento,
que los pasos son hondos y no esclavos
y las cinturas forman 180 grados.

Olvida, pasea, mira y escava
porque la vida no es más que arena,
arena formando círculos diminutos
pero espesos de contenidos.

Crea, desmasifica, funde y huye.
Bendice lo maldito y escapa.
Escapa y vuelve como ese rayo
que nos trajo luz en la tormenta.

¿Acaso esas paredes son distintas?
¿Acaso no hay oxígeno en el agua?
No tengas prisa, sé paciente
le dijo la muerte a la vida.