lunes, 23 de agosto de 2010

Tren de la vida

Con los pies en el suelo
busco mi sombra en el cielo,
dejando que el viento
borre la hojarasca.

Muchas ganas de desear
una resaca de compañia,
de no poder vivir más
sin la mirada de tus ojos.

Fuimos felices sin ser uno,
hoy es día de cambio,
sopla el polvo del amor
y ven al tren de la vida.