jueves, 25 de febrero de 2010

Te espero

¿Me reconoces? No hace mucho tiempo yo era parte de ti. Íbamos a todos los lados juntos, nadie nos podía separar y eramos felices, sin dar la cara en ningún momento. Sin necesidad de escondernos por el qué dirán. Eran tiempos felices, tiempos inolvidables...Pero ahora sólo me queda el recuerdo. Tú ya no vienes por estos sitios, te has acomodado a otra vida llena de aburrimiento, de grandes charlas sentado en una mesa o de grandes paseos por el parque siempre acompañado por un chica. Ya no sé que ves en ella que no ves en mí. Es verdad que ciertas veces nos hicimos daño, pero era parte del riesgo. Sino no hubiera sido tan interesante, no hubiera sido tan divertido.
Espero que aún tengas ganas de venir a visitarme alguna vez, te estaré esperando entre el columpio y el tobogán, donde nunca se pierde la inocencia, donde uno se reencuentra con la infancia.

martes, 9 de febrero de 2010

Siempre queda

Que oscuro se vuelve todo cuando uno apaga la luz. Cuando la luz se funde y ya no hay nada que iluminar, nada para dejar que te alumbren. La chispa desapareció sin dejar rastro, ni una simple nota que diera las pistas necesarias para seguirla al más allá, para perderse en la perdición de la búsqueda. La sombra desaparece dejándome solo ante el peligro. No hay nadie que cubra mi espalda. Mi deseo se perdió y la luz oscura me envuelve sin remedio hacia la fuga, hacia la fuga eterna...tranquila, siempre te quedará el recuerdo.