viernes, 22 de enero de 2010

Lo vivido es olvido

Escapa y ven conmigo sin dudar
a un paraíso que el hombre no ha podido imaginar,
a un lugar de culto al verso perfecto,
que no es más, que el cada uno llevamos dentro.
Da tiempo a la imaginación sin límites
sin escondites posibles
en estas cuatro lineas
que escribo antes de que caiga el día.
Sé consciente de que no hay escapatoria
en esta vida, para todos mismo final.
Recuerda que el tiempo vivido es olvido
y que si quieres ser parte de este viaje
a ninguna parte, da un vuelco a tu vida
y recuerda por qué empezamos esta tragedia.

lunes, 18 de enero de 2010

Lo único seguro es que nada es seguro

Hoy no es un día para tener miedo, para quedarte en casa en un mar de inquietudes. Sal a la calle y demuestra lo que vales, si los días ya de por sí son cortos, para qué encerrarte en el olvido de tu casa pudiendo disfrutar del aire fresco, coger con fuerza aire para aguantar un día más, para vivir un día menos. Los días se oscurecen, pero no en nuestras ganas de seguir despiertos, de cerrar los días con una sonrisa que ilumine a aquellos con los que pasamos los días, aquellos que hacen que los días diferentes y, también, que nada trágico cambie nuestra rutina. El futuro todos sabemos que es incierto, lo único seguro es que nada es seguro. Dale rienda suelta a la vida, escapa de miedos tontos que se esconden en todas partes. No les hagas caso, sé tu mismo, así seremos algo diferentes, algo por lo que nuestros seres queridos tendrán razones de seguir a nuestro lado. Cada uno tenemos algo que aportar, algo que recibir.

viernes, 15 de enero de 2010

Deja la ventana abierta

Con sensación de haberlo perdido
sigo viviendo en el olvido.
El olvido al odio que ya pasé,
el olvido de saber
que ya nadie me espera
pasada la medianoche.

Pero el viento cambió
y me llevó en volandas
a ser partícipe de tu sombra
a congelarnos en la ternura
sin agobios que calmar,
sin heridas que cerrar.

Deja la ventana abierta
para que el mundo se entere.