lunes, 21 de septiembre de 2009

Lo bello no siempre es perfecto

El riesgo se contagia cuando hay más distancia entre la tristeza y la realidad. Ser preso de la realidad ya no es tan atractivo. Por eso me escapo, aunque siempre atado a algo que me una al mundo. Pero aún así sigo sin darle belleza a lo feo, porque lo feo es único, y por ello no necesita ser cambiado. En lo feo aprecio lo bello, en lo bello aprecio la feo. Creo ser neutral aunque la distancia me atosigue. Me niego a que la tristeza contagie mi realidad. Ya aprendí que lo bello no siempre es perfecto.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Quemando mi existencia

Sin espacio para el tiempo, me dediqué a vivir el presente cometiendo errores, buscando soluciones...es decir, en un mundo de perdiciones. Me perdí junto con la cordura dando tumbos hasta llegar a la puerta del desencanto. Caminamos sin rumbo buscando un lugar fúnebre para enterrar tristezas alejados del bullicio de tus explicaciones. Soñamos con los días sin espinas en los cuales sólo buscaba tus pasos, sólo me perdía entre tus pasos...Quisimos perdernos para siempre entre andenes dejando escapar trenes de ida, pero ¿quién necesita viajar?, si el viaje más largo que quería realizar era contigo. Soñamos despiertos... Ahora me encuentro despierto por un cubo de agua fría que cayó sin avisar en medio de mi vida. Cuando todo empezaba a tener sentido, me quedé sin sentido en esa acera de desgracias. Tú vete sin miedo, sin mirar atrás. El pasado nos persigue como una losa. La sombra es el recuerdo eterno de lo que dejamos atrás...mi cielo no se convirtió en infierno pero las llamas de lo vivido siguen quemando mi existencia.

martes, 8 de septiembre de 2009

¿Productivo?

Me conformo con no conformarme con lo que tengo. Siempre ampliando horizontes en los que poder escavar para poder traerte algo nuevo en cada texto. Cuanto más escavo más daño me hago, pero me encuentro más cómodo en este cuerpo que me dieron. Cada problema es un pellizco que me despierta del sueño de la vida feliz, y cada deseo es pasear sonámbulo por mi habitación hasta que llega la desolación. Respuesta frívola es la vida cotidiana a la pregunta que me corroe cada día. El horizonte no lo veo, y cada vez me siento más alejado del camino habitual. Me pierdo por los bosques prohibidos de la escritura intentando lograr que te emociones. Todos siguen el camino marcado, hasta yo, pero en ciertos momentos me harto y busco algo “menos productivo” dicen. Pero realmente cuanto más lo hago más me valoro como persona. Y antes de ser producto prefiero ser persona.

Paso de tu obligación

Me obligan a ser algo de provecho, algo que la sociedad pueda aprovechar en virtud del progreso. ¿Progreso? Ser parte del progreso debería llenarnos de orgullo, pero viendo hacia dónde está encaminado el progreso prefiero resistir a tu oferta y quedarme por estos parajes sin que las olas del futuro seguro salpiquen mi presente. Sé que me arriesgo. Pero el que no arriesga no gana. Como digo aquél: "el mayor riesgo es no arriesgar".