lunes, 30 de noviembre de 2009

Mi paseo

Saco fuerzas de cualquier sitio buscando que el olvido haga su cometido en este homicidio al pensamiento. No escondo nada, lanzo todo hacia fuera sin medir palabras, sin tachones que censuren mi mente. Me paseo en este valle de sensaciones, pasando de estar en la cumbre, a estar en un minuto deambulando en las catacumbas. Tanto desnivel produce que mi nivel pase de ser misterioso a ser un juego de niños. No busco complicaciones, ellas vienen solas sin avisar y desquician a aquellos que no viven en paz y que no dejan que el lapsus que dura la vida sea un tobogán de sensaciones hasta que nos sorprende el último respiro. Mientras tanto contempla a la vida como un regalo envuelto. ábrelo con delicadeza y con paciencia, a veces se disfruta más del momento de espera que del momento esperado. La espera puede ser larga o corta, pero sin duda tiene que merecer la pena, porque aguantar este circo tiene que tener buena recompensa.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Hagamos de la soledad cosa de dos

Como decirte todo sin que el mundo se entere, solos tu y yo en mi mundo de ilusiones. Creer que fue bonito, pero que puede ser mejor...sólo dime un sí y me harás por siempre feliz. Vivir con este carga encima es algo que no se lo deseo a nadie, yo sólo te deseo a , el resto me da igual. Hagamos que la soledad sea cosa de dos. Que la soledad sea nuestro tiempo, nuestro espacio sin que nadie nos moleste, sin que nadie nos vigile...solos como la Luna en el cielo, reluciríamos como el Sol. No hay que perder si estoy acompañado con tu sombra, sintiéndonos dioses...tuteando a la diosa Artemisa. Me conformo con atrever a decírtelo, quitar de mi pecho el dolor que no se apacigua, a no ser que mi ilusión pueda a mi temor del rechazo.
Sí, estas palabras van dirigidas a . Lo digo por si acaso sigues leyendo mis cartas.

jueves, 19 de noviembre de 2009

No hay nada como esperar

Dulces miradas siempre fueron sospechosas, capricho del tiempo que se convirtieran en rutina de mis mañanas. El tiempo me concedió el placer de no tener prisa por perder el tiempo contigo. Se escapa un suspiro de lamento al olvido, resucitando la necesidad de ser feliz en un mundo que poco ayuda. Cada momento vivido sin recuerdo es una oportunidad perdida, pero yo ya no pierdo el tiempo en lamentarme de lo que pudo ser, simplemente en lo que será.
Fue como fue y no hay marcha atrás. Mirar hacia atrás produce dolor, pero mirar hacia el futuro también me da miedo. La incertidumbre me agobia, y si no hay otra...¿y si no hay otra oportunidad para perderla?, para sucumbir entre los fuegos del amor hasta que se congele la pasión.
Vivir esperanzado es lo único que me queda. Compartir con los míos lo poco que tengo, lo mucho que me dan y lo que trato de darles. Esperar agazapado a mi oportunidad, que se presentará en el momento perfecto. No hay nada como esperarte, no hay como tenerte.

viernes, 16 de octubre de 2009

Sentir la vida

Siendo sincero yo también tuve mis fallos, pero opté por adoptarlos como hijos propios del sufrimiento. Secuelas de una vivida, padecida, odiada y, a la vez, amada. Quise quedarme a toda costa, y el dolor presente no es comparable a la alegría de tener algo por lo que soñar. Ahora me encuentro arrodillado ante la evidencia de la derrota, pero de una derrota que me demostró que merece la pena luchar. Ya nadie me quitará el sabor de la esperanza, el tacto de cada sueño, el olor del deseo, la vista a aquel paisaje de ideales...Aún así no escondo mi tristeza de haber podido escalar la cumbre de la seducción y hallar el mayor tesoro que el hombre puede tener, sentir que está viviendo la vida. Vuelvo con la cabeza gacha para recordar el sendero que me devolverá a otro nuevo intento de ser algo entre estos cinco continentes.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Escapar del vicio

Sin darme cuenta caigo al foso
sin salida en este lado.
El extremo me tienta,
pero solo soy fiel a la tinta y al tinto.

Me quedo sin formar parte del juego,
del juego de mentirosos
cobrando un pastón,
luciendo grandes cuernos.

El pasado nos persigue,
a ellos le permite
seguir siendo dioses
sabiendo que, en el fondo, son pobres.

Me reservo el justo juicio
para un mañana sin trampas,
tu espera sentado en tu butaca.
No podemos escapar del vicio.

martes, 6 de octubre de 2009

Perdiendo de vista

Sacando del vértigo al fracaso las fuerzas necesarias para no dejar de intentarlo aunque la caída sea de altura. Sin escrúpulos buscando derribar los muros que me encierran en la visión pesimista. Aguardando la mejor oportunidad para dejar de ser nada y convertirme en nada. Escapando del peor recuerdo, decorándolo con vivencias que lo tapen de mi memoria para siempre. Viendo que el tiempo pasa, pero aquí todo sigue igual...El mundo empeora. Sintiendo ganas de hacer todo, y al final, siempre me quedo en la forma, nunca llego a convertirlo en materia. Perdiendo de vista la ingenuidad anhelamos el sentirse vivo, el saber que no hay vacíos en un principio, que el ser humano se los crea él mismo. Conforme con no conformarme con ser parte de un engranaje social que me lleve a hacer aquello que no quiero, que no quiero ser parte de ti, que no quiero ser parte de mí. Observando que hay fuera hay esperanza aplazada, siempre dejamos para un mañana las tareas importantes.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Lo bello no siempre es perfecto

El riesgo se contagia cuando hay más distancia entre la tristeza y la realidad. Ser preso de la realidad ya no es tan atractivo. Por eso me escapo, aunque siempre atado a algo que me una al mundo. Pero aún así sigo sin darle belleza a lo feo, porque lo feo es único, y por ello no necesita ser cambiado. En lo feo aprecio lo bello, en lo bello aprecio la feo. Creo ser neutral aunque la distancia me atosigue. Me niego a que la tristeza contagie mi realidad. Ya aprendí que lo bello no siempre es perfecto.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Quemando mi existencia

Sin espacio para el tiempo, me dediqué a vivir el presente cometiendo errores, buscando soluciones...es decir, en un mundo de perdiciones. Me perdí junto con la cordura dando tumbos hasta llegar a la puerta del desencanto. Caminamos sin rumbo buscando un lugar fúnebre para enterrar tristezas alejados del bullicio de tus explicaciones. Soñamos con los días sin espinas en los cuales sólo buscaba tus pasos, sólo me perdía entre tus pasos...Quisimos perdernos para siempre entre andenes dejando escapar trenes de ida, pero ¿quién necesita viajar?, si el viaje más largo que quería realizar era contigo. Soñamos despiertos... Ahora me encuentro despierto por un cubo de agua fría que cayó sin avisar en medio de mi vida. Cuando todo empezaba a tener sentido, me quedé sin sentido en esa acera de desgracias. Tú vete sin miedo, sin mirar atrás. El pasado nos persigue como una losa. La sombra es el recuerdo eterno de lo que dejamos atrás...mi cielo no se convirtió en infierno pero las llamas de lo vivido siguen quemando mi existencia.

martes, 8 de septiembre de 2009

¿Productivo?

Me conformo con no conformarme con lo que tengo. Siempre ampliando horizontes en los que poder escavar para poder traerte algo nuevo en cada texto. Cuanto más escavo más daño me hago, pero me encuentro más cómodo en este cuerpo que me dieron. Cada problema es un pellizco que me despierta del sueño de la vida feliz, y cada deseo es pasear sonámbulo por mi habitación hasta que llega la desolación. Respuesta frívola es la vida cotidiana a la pregunta que me corroe cada día. El horizonte no lo veo, y cada vez me siento más alejado del camino habitual. Me pierdo por los bosques prohibidos de la escritura intentando lograr que te emociones. Todos siguen el camino marcado, hasta yo, pero en ciertos momentos me harto y busco algo “menos productivo” dicen. Pero realmente cuanto más lo hago más me valoro como persona. Y antes de ser producto prefiero ser persona.

Paso de tu obligación

Me obligan a ser algo de provecho, algo que la sociedad pueda aprovechar en virtud del progreso. ¿Progreso? Ser parte del progreso debería llenarnos de orgullo, pero viendo hacia dónde está encaminado el progreso prefiero resistir a tu oferta y quedarme por estos parajes sin que las olas del futuro seguro salpiquen mi presente. Sé que me arriesgo. Pero el que no arriesga no gana. Como digo aquél: "el mayor riesgo es no arriesgar".

viernes, 28 de agosto de 2009

Palabra y punto

Un beso. Un abrazo. Un hasta luego.
Un te quiero. Una despedida. Un saludo.
Una búsqueda. Una perdida. Un hallazgo.
Un funeral. Un nacimiento. Un hasta nunca.
Una foto. Un recuerdo. Un reflejo olvidado.
Un sentir. Un vivir. Un querer ser siempre, un querer ser nunca.
Un bostezo. Un eructo. Un grito al infinito.
Una voz. Un silencio. Una palabra jamás pronunciada.
Un olvido. Un hallazgo. Una lucha perdida.


Un beso es peor que un abrazo sentido, cuando lo único que se busca es encontrar un hasta luego.
Un te quiero puede ser la despedida fingida buscando evitar tu saludo.
Una búsqueda perdida siempre puede ser un hallazgo.
Un funeral esconde un nacimiento, evitando ser presa de un hasta nunca.
Una foto es el recuerdo de un reflejo olvidado.
Siento mientras vivo el querer ser siempre, el querer ser nunca.
Un bostezo es un eructo que viaja al infinito en forma de grito.
Una voz ruge, un silencio esconde la palabra jamás pronunciada.
Un olvido se convirtió en un hallazgo...al fin y al cabo, en una lucha perdida con mi persona.

viernes, 21 de agosto de 2009

Sin duelo

No tengo prisa porque necesito el tiempo suficiente para saber si todo esto merece la pena. Escondido en la pena me refugie para no dar la cara y aguantar el peso que llevaba encima, sintiendo que algún día debía salir a la calle. Pero los días pasaban y no reunía las fuerzas suficientes para plantar cara. Los libros eran mi evasión, entre sus páginas me sentía tranquilo, la paz me la arrebataba la vuelta al presente dolido. No sabía cómo poder encontrar la solución perfecta que me hiciera no permanecer más en el punto de mira. Cada salida que encontraba era rechazada por el dolor que podía causar a alguien que sentía como querido. A su vez, también pensaba que debía ser un poco egoísta pensando más en mi y menos en los demás. Cada día era un tormento duradero que ni los sueños podían aliviar. La vida era una pesadilla donde los sueños no tenían hueco, la tristeza reinaba y la alegría era su siervo. Todo se complica cuando una encrucijada de pensamientos opuestos aprietan tu conciencia dejándote poco hueco para actuar. Un desierto de arrepentimiento te atormenta con oasis de perdones que no son sinceros. No puedo permitir dejar este trabajo en manos del tiempo, escoba sin sentimientos que permite barrer recuerdos pasados, que no olvidados. Tenía que ser fuerte y asumir consecuencias. No dijo que yo no tenga parte de culpa, asumo las consecuencias...¿Consecuencias justas? en su justa medida.

Esperando esperanzado

Sacudo el polvo intentando airear el presente con tintes optimistas al futuro. Sé que es una misión difícil, pero sin retos todo esto no sería meritorio de ser escrito. Es verdad que siempre tenemos un espejo donde mirarnos, hacía donde queremos llegar. Pero en este momento me encuentro sin reflejos en el lago y ahogado por la prisa en buscar una solución. Todos los caminos me llevan a ninguna parte pero sigo esperanzado. Esperanzado en encontrar felicidad en cada mínimo gesto que nos regala la vida, dando vida a aquello que daba ya por muerto. Por vivir aquello que nunca quise vivir, pero cuando lo descubrí me volví en un fiel más. En desatar la pasión sin remordimientos porque nunca se sabe cuándo y dónde será la última cita. Quiero reírme a carcajadas delante de la tristeza, entristecerme delante de la alegría, porque ellas nunca sentirán ambas cosas. Sentir un perdón dolido, un gracias con sentido, un hasta luego esperanzador y un adiós deseado. Deseo que los sueños dejen de ser sueños, y que los deseos sean reos que escaparon hacia la realidad. Que la vida es un paseo en el cual nunca se puede volver atrás, pero las personas siempre pueden volver, por eso, sigo esperando...esperando esperanzado.

miércoles, 17 de junio de 2009

Vaso vacío

Con el vaso vacío me encuentro sin esperanza. Frente al espejo no encuentro a nadie con quien poder enfrentarme para sentirme mejor. Me cierro en mi mundo sin permitir que ni un rayo de sol alumbre mi desafortunada situación. Me contagio de mi soledad y a cada minuto que pasa me siento peor, pero no tengo ganas ni motivos de salir ahí a fuera poniendo una sonrisa fingida de felicidad. Me quedaré alumbrado por mi flexo, con la mesa vacía, con la mente llena de ideas, pero ninguna tan buena que me pueda sacar de este laberinto en el cual me encuentro desde hace ya más de tres años...Cada esquina es conocida, cada paso nunca es nuevo, cada día es el mismo, cada noche es la de siempre. Siento que conozco a la perfección cada recoveco de esta miseria que me vacía el alma, pero aún así conociendo los motivos sigo sin encontrar la salida...Tal vez no hay salida, y simplemente tengo que dejar que la vida haga su trabajo.

martes, 9 de junio de 2009

Vaho

No quiero que me comprendas, sólo escucha en silencio,
las palabras se me escapan, sin esperanza en sentir latido.
Sé que lo di todo y me quedé sin blanca
en este estanque de tu alma,
la soledad es mi calma,
donde entre sábanas y almohadas
alcanzamos el nirvana.
El tiempo nos daba respiro,
yo ya no miro el pasado,
me quedo envuelto en recuerdos
bañados por el cálido vaho.
Me ahogo entre olas de melancolía,
tú no fuiste la única
pero sí aquella que hizo del miedo una caricatura.
Aquella que siempre encontró
el momento preciso
para convertir un segundo
en infinito.
No consigo conciliar mi deseo
en este mundo de muertos de espíritu,
pero tú y yo fuimos más que una pasión.
Ojalá mi vida entera fuera soñar despierto
que lo que escribo es humo
y que tú y yo siempre fuimos
y seremos uno.

jueves, 28 de mayo de 2009

Mira hacia otro lado

Mira hacia otro lado
si no sientes el gusto
al darte todo
en cada texto
sin pedirte nada a cambio.

Camino con disgusto,
a cada paso
te siento más lejos
sin notar cansancio
me quedo sin aliento.

Padezco sin lamentos,
siento vértigo
en cada mirada o gesto
pero no encuentro el momento
de juntar al sol
y a la luna en tu cuarto.

En la sombra te espero
regalando piropos
a tus pasos dados
que creo y siento
en tí mi destino fijo.

martes, 19 de mayo de 2009

Si me acuerdo

Si me acuerdo lanzaré un suspiro voluntario
hacia aquella búsqueda que me altera
dejándome sin días en el calendario,
con miedo a quedarme sin mi locura.
El tiempo pasa y me castiga
al notar que no tengo respeto
a mi futuro, destrozando mi balsa,
hundiéndola sin remedio.
Saldré a flote, eso espero
mientras descanso a la vera
de la tragedia, con sudor
me despierto.

Uno ya se olvida

Uno ya se acostumbra a caminar sin rencor anestesiando el dolor con pizcas de alegrías que son seguidas por grandes desilusiones. Uno ya se acostumbra a soñar tanto que escapa de este mundo sin darse cuenta, y como siempre, la caída siempre es muy dura. Uno ya se acostumbra a levantarse con un respiro de esperanza que le hace mirar al futuro creyendo que ha dejado de pensar en el pasado. Uno ya se acostumbra a caminar solitario por la vida. Uno ya se acostumbra a noches de ensueño que son grandes paréntesis en la vida que dejan una marca imborrable, pero que se esfuman con el primer rayo de la mañana. Uno ya se acostumbra a no verse reflejado en los demás, en ser un caso aparte que jamás será tocado por la batuta de la suerte, pero al saber lo que se siente, por haberlo vivido, le produce aún más daño. Uno ya se acostumbra a largas esperas vacías, esperando a algo que venga a visitar a nadie. Uno ya se acostumbra a querer lo posible, pero con el tiempo se convierte en imposible. Uno ya se acostumbra a la jodida esperanza que nunca me abandona, pero en ella ya poco creo. Uno ya se acostumbra a tener el viento siempre en contra, gracias a él no puedo ver con nitidez mi cruda realidad. Uno ya se acostumbra a lluvias de escusas que caen en saco roto haciendo daño, pero siempre encuentro un motivo. Uno ya se acostumbra porque no le queda otra...

viernes, 8 de mayo de 2009

Ya no quiero sombras

Ya no quiero sombras que me amparen,
quiero noches con luz que me soporten
a las tantas sin nada que ofrecer
y pidiendo un simple dulce amanecer.

Que el sol se beba mi última copa
entrando de imprevisto en la mañana
secando recientes sueños naufragados,
mojando arena de errores cometidos.

La hierba me rapta entre sus redes,
del quiero y no puedo, sin quererlo.
No tienen vacuna los celos perdedores.
Aunque no quiera, volveré a hacerlo.

Sintiéndolo, lo mejor será acostarse
dándole la espalda al cielo,
aplastando mi miedo a perderme
en la soledad de mi paraíso.

Pero busco nuestra marca en el parque
en tardes de melancolía
palpando la húmeda madera
donde sellamos nuestra historia.

El banco sigue vacío
desde aquel día.
¿Quién se atreverá a llenar el vacío
por el cual hoy estoy perdido?

martes, 5 de mayo de 2009

Espero confuso tu silueta

Espero confuso tu silueta,
que se dibuje en la acera
por dónde mi vida pasea
esperando ser raptada.

Espero sentado, nervioso,
un gesto, un abrazo,
para ver el lado bueno
del muro del amor.

Observo a las demás
sin pena ni gloria,
yo sólo vivo en la memoria
de aquellos bellos días.

El presente no lo quiero
sin tu presencia de oro,
del pasado soy preso
pero soy feliz con el recuerdo.

No siento dolor.
Por las noches no lloro.
Por las tardes no te añoro...
Pero quiero volver a verte.

sábado, 11 de abril de 2009

Cada puñalada

Cada sentimiento que expreso es una puñalada de recuerdos que florecen de mi pasado, dándole otro punto de vista alejado del momento pero cerca de mi corazón. No lo reflexiono. No lo retoco. No lo transformo. Lo plasmo tal como lo recuerdo, o tal como lo quiero recordar. La herida quema, pero las palabras alivian. Las palabras cicatrizan lo sucedido posando una losa, y encerrando el recuerdo con las tapas del cuaderno. Lo bonito me lo guardo, lo malo lo expulso de mi alma en forma de palabras que vagan por la hoja del cuaderno como un torrencial de llagas del pasado. Lo sufrí, lo padezco y lo expreso. Es fácil el método y gratificante el premio: que leas mis textos y te identifiques en ellos.

viernes, 10 de abril de 2009

Noches de verano e invierno

Se deslizaba la lluvia por el monte de su mejilla entre los sollozos de la tormenta que había vivido en sus carnes. Eran las tres y media. Despertó del sueño con el portazo del miedo acosándola en su propia casa. Un lugar seguro debería ser su propia casa, pero no hay valor para pedirle que le devuelva las llaves. Fue bonito mientras duró. Es muy difícil dejar de seguir escribiendo una historia de amor, intentar quemarla para que nunca nadie la vuelva a leer y recordar. Lo que el tiempo ha unido, muchas veces no lo puede disolver. Ella quiso escapar, ella quiso soñar con el cambio, ella quiso soñar...El sueño se transformó en pesadilla. La pesadilla se alojó en su rutina impidiendo la entrada a cualquier rayo de felicidad. La claridad de los días de verano sólo aumentaban la temperatura de la amargura y no conseguían dar un poco de luz esperanzadora entrando por las ventanas de su casa. La lluvia la acompaña ciertas noches, los truenos son los lamentos en sus noches de invierno. Ella sólo quiso ser como los demás, sólo quiso una historia de amor...no con final un feliz, con un final le bastaba.

martes, 7 de abril de 2009

Lo nunca escrito

Sin sentimientos me pierdo en la dulzura de la nada. En caminar sin camino, evitando las estrellas que me guíen a un falso destino. A las brújulas ahogo, y a las tormentas animo a que lleven a su guarida. No tomo direcciones, tomo decisiones al azar, en el momento, sin necesidad de pensamiento, únicamente dejándome guiar por los guiños del destino. No trazo planes en planos, no trazo senderos en selvas. No busco lo ya hallado, busco lo nunca visto. Los lugares donde las reflexiones aún no han llegado. Aquellos terrenos vírgenes del pensamiento, nuevas fronteras por cruzar y explorar. Esa página en blanco dispuesta a ser escrita, dispuesta a ser desvirgada, dispuesta a ser esclavizada por el trazo de la pluma. Dispuesto a escribir en ella, lo nunca escrito.

martes, 31 de marzo de 2009

El desvelo

El viento me desvela sin remedio a tu recuerdo,
en plena madrugada el dolor es más intenso,
¿cómo sofocar una ola de fuego?,
es inútil el intento, pero morir ya no es un peligro.

Al mirar por la ventana el sol asoma su cara,
la intensa luz me ciega la realidad,
la escusa perfecta para retornar a la cama
y por un día más, esquivar tu mirada.

En la habitación la puerta cerrada,
así damos portazo al mundo con prisa,
las cicatrices nuestro pasado nos recuerdan
y nos alertan de que no queremos vuestra presencia.

Con ella no hay discusiones posibles,
ella es mi diva y yo asumo mi papel.
Con ella el silencio se hace cómodo
y no debo actuar sobre mi yo.

En la multitud me encuentro como el lobo solitario,
y en soledad encuentro al fin mi espacio.
Ese espacio dónde dejo volar la mente
y me encuentro con la multitud que allana mi mente.

jueves, 26 de marzo de 2009

Mil y una estrellas

La noche es mi atmósfera perfecta. Me camuflo entre las sombras pasando desapercibido, pero haciéndome notar en tus ojos. El ruido de los coches desaparece, y aparece el lado oculto de cada ser humano que guardamos bajo llave durante el día mientras trabajamos. Nos olvidamos de la luz cegadora del Sol y nos dejamos guiar por el camino que traza la Luna en el río de desperdicios. Me refugio entre rumores, entre rones venidos de cualquier parte. Apoyado en la barra hilando tema tras tema conmigo mismo. Yo mismo me siento el mejor psicólogo de mi enfermedad. Las calles por fin se encuentran solas, las aceras no se quejan de pisadas, las árboles respiran tranquilos...durante la noche somos invitados por la calle a dar una vuelta por su morada. Una música de fondo. Un buen jazz suena a mi izquierda, yo no me quiero levantar de este sueño. Pero pronto todo se transforma muy rápido en una pesadilla. El jazz se convierte en despertador, el bar en mi habitación, la noche en la mañana. Me pongo mi disfraz de día y vuelvo a iniciar mi jornada laboral marcado por este sociedad. Qué tormento tener que aguantarme con este disfraz hasta la noche...ahí volveré a encontrarme con mi persona, con mil y una estrellas como techo.

martes, 17 de marzo de 2009

Producto

Me conformo con no conformarme con lo que tengo, si esto que poseo es todo lo que puedo conseguir, yo no lo quiero. Siempre ampliando horizontes en los que poder escavar para poder traerte algo nuevo en cada texto. Cuanto más escavo más daño me hago, pero me encuentro más cómodo en este cuerpo que me dieron. Cada problema es un pellizco que me despierta del sueño de la vida feliz, y cada deseo es pasear sonámbulo por mi habitación hasta que llega la desolación. Respuesta frívola es la vida cotidiana a la pregunta habitual que nos hacemos cada día. El horizonte no se ve pero sin embargo cada vez me siento más alejado del camino habitual. Me pierdo por los bosques prohibidos de la escritura, sin necesitar una licenciatura, intentando lograr que te emociones con mi pluma. Todos siguen el camino marcado, hasta yo, pero en ciertos momentos me harto y busco algo “menos productivo” dicen. Pero realmente cuánto más lo hago más me valoro como persona. Y antes de ser producto prefiero ser persona.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Un río de problemas

Con calma sabiendo lo que se me avecina. No tengo yo el control, he de dejar que el río siga su curso y en cada meandro intentar dar solución al problema. Estar en la orilla sin poder mojarte en el problema es una putada. Aunque a veces es mejor dejar que el problema siga su naturaleza. Hay momentos en los cuales desearíamos bañarnos entre los problemas intentando pescar soluciones. Pero yo sigo en la orilla. Como un pescador sin paciencia desatando mi furia en quién sabe qué. Me relajo. Busco un camino en el bosque, un atajo con una luz al final del sendero donde poder quedarme a olvidar mis penas, a segar mis malas intenciones... en definitiva, a intentar ser el mismo dejando resbalar mis problemas por el cuerpo queriendo evitar el ahogo.

sábado, 7 de marzo de 2009

¿No hay remedio?

Confío en estar pasando una mala racha pasajera, de estas que una vez pasado, parecen haber sido ridículas. Lo ridículo es no afrontar la realidad y buscar escusas que nos calmen. La calma está en peligro de extinción, el estrés ha empezado a exterminarla. La extinción no es la solución, sino la búsqueda de la fórmula que lleve a una unión. Nuestra unión quién sabe dónde acabará, lo más seguro como el ingrediente picante que altero durante un tiempo mi vida. Mi vida. Mi vida la recuerdo agradable, la padezco fría y la presiento incierta. Incierto es el paradero del amor, estará en lo alto de una montaña intentando separarse y despegarse de este aeropuerto de falsedades llamado sociedad. La sociedad, yo aporto mi parte sin quererlo, yo sólo quiero tener algo que aportarte. La aportación más cruel del ser humano somos nosotros mismos, ¿no hay remedio? Yo confío en ello.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Mi regalo

Con descaro acaparo mis versos y te los regalo.
Sin buscar nada a cambio, esperando que jamás me coloques en el olvido.
Es un alivio cada vez que cojo el boli y escribo.
Es un pesadilla cada vez que entro en trance y las palabras no me salen.
Maldita y bendita inspiración.
A ti soy esclavo, a ti te lo debo todo.
Dónde quiera que vayas, allá te buscaré.

sábado, 21 de febrero de 2009

Ser fiel a cada línea

Reparo en lo que necesito y tampoco es para tanto, pero mientras tanto te estaré buscando sin descanso. A aquello que siempre encuentro entre sábanas, acolchando el dolor del impacto que me produjiste, pero siempre sin finjir todo lo que soñé por ti. Por vivir sin horarios, sin salarios, dependiendo únicamente de la inspiración de mi pluma, y prefiero que no haya cura porque contigo entre lo arriesgado y lo seguro no existen lagunas. Es un juego recíproco, yo te doy todo lo que tengo y tú me ofreces todas tus reservas. Pero con ellas yo soy feliz. ¿Para qué buscar más? Si entre tus líneas es el mejor arropamiento que encuentro en todo el firmamento. A la hora de acostarme ya no cuento ovejas, no tengo ni una queja si mañana me podré encerrar entre tus rejas. En ellas soy preso, pero preso de lo bello. De la belleza que no se encuentra en una discoteca sino entre sílabas y diptongos de mi pensamiento. Pensamiento caliente a estas horas de la noche pero seré feliz si me jubilo refrescándome en la brisa de tu porche. En él cada pensamiento es privado, será guardado por las páginas, la tinta y de este cuaderno sus anillas. Las pesadillas se escapan porque en nuestro mundo no tienen hueco, si hace falta quemaré estas líneas en el fuego. En ese fuego que encendímos una noche de verano, alejado de preocupaciones y de los claxones de la ciudad. Arropado por un manto de estrellas que no buscaban ser infinitas sino simplemente parecer diminutas pero en realidad son absolutas. La cruda realidad es que son las tantas de la mañana, pero el mañana que espere con calma mientras yo dedico los últimos segundos de esta noche a estar arropado entre tus faroles. A aquellos que me hacen ver la cruda realidad sin escrúpulos, a aquella luz de la que yo soy discípulo. A este párrafo no le pongo el punto final, porque es el fin desde el cual yo empezaré a andar, entre versos y líneas siguiendo mi única doctrina: ser fiel a cada línea.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Mi cobijo

Las aceras mi cobijo donde te esquivo,
cada esquina nuestro secreto compartido,
tu silueta mi brújula sin norte,
porque no importa el sitio, yo iré a verte.



Cada noche nuestra victoria al pasado
que no permitió nuestra unión.
Cada mañana una alabanza al presente
por dejarme verte.

martes, 17 de febrero de 2009

La sombra

El chasquido se vuelve infinito cuando el dolor lo envuelve, es como una telaraña que cubre todo tu cuerpo. Y por cada intento de escapar de esa pesadilla, recorre por tu cuerpo un escalofrío en forma de ultimátum. La luz desaparece, tu sombra se escapa, tus recuerdos se distribuyen por tu gente, tus tristezas se entierran en el olvido y tus alegrías son envueltas con ternura por aquellos que en ti siempre creyeron. Ganar la partida a la vida no significa vivir eternamente, sino saber vivir cada segundo como se fuera el último y guardarlo eternamente.

lunes, 26 de enero de 2009

El placer de querer

El placer de querer tener el placer de ser sin ver el revés de tu piel me hace recaer.
El sentir el latir del vivir me hace venir a ti.
El dolor del horror pasado sin tu regazo me obligó al olvido.
El andar de mi alma sin precipitar el lamentar del crepitar de alabar tu eterna presencia.
El humo no cupo entre tu y yo, sólo hubo un último suspiro que ocupó tu hueco.

domingo, 25 de enero de 2009

Nuestro tiempo

Si el tiempo no nos acompaña, nos refugiaremos en la guarida del cariño.

Si el tiempo nos hace sus rehenes, nos casaremos con la paciencia y le venceremos.

Si el tiempo nos olvida, crearemos tu y yo sólos un mundo paralelo.

Si el tiempo nos acobarda, acabará esta partida porque ya no tendrá sentido esta vida.

domingo, 11 de enero de 2009

Violencia odiada

Me dejo llevar al paraíso
desde donde os diviso
sin pediros permiso.

Aliviado por no ser parte
de esa cobarde gente
que en la fuerza se esconde
dejando regueros de sangre.

Son pocos pero son muchos
los lamentos que yo escucho
y por esos yo lucho.

Mi ejército son mis poemas,
mi artillería son las palabras,
mis fusiles mis letras,
y mis balas cada sílaba.

Callejón sin salida
es violencia odiada
con fácil entrada.

jueves, 8 de enero de 2009

Sin miedo a tener miedo

El peor recuerdo que tengo en este momento es el actual, en el que me encuentro repasando el pasado sin derecho a cambiarlo. Me encuentro agobiado y aturdido por el tiempo que he pasado sin darle brillo a mi vida. Sentado en el sofá, la ventana es el punto y aparte en mi vida, a partir de la cual partiendo de mis ilusiones perdidas crearé un futuro adecuado. Adecuado con aquello que quiero ser, no con aquello que me quieren hacer ser. Adecuado sin ser parte del engranaje social, viviendo en un mundo aparte sin horarios dictatoriales sino dando rienda suelta a mi persona. Sin miedo a represalias. Sin miedo a tener miedo por hacer aquello que me hace sentir bien.